Para Fanáticos de Pasta Fresca

Si te gustaría probar la auténtica pasta fresca italiana en casa has llegado al sitio indicado. Espaguetis a la carbonara, Tallarines a la puttanesca o pasta estilo Boloñesa con Parmesano, todo esto y mucho más es posible gracias a tener una Máquina de Pasta. Descubre el auténtico sabor de Italia en tu casa.

Encuentra la mejor máquina para hacer pasta casera a un precio increíble con nuestras guías. ¡Grandes ofertas te están esperando!

Análisis de las mejores Máquinas de hacer Pasta Fresca de 2021:

Catálogo de las mejores Máquinas para hacer Pasta Fresca de 2021

¿Cuál es tu Máquina para hacer pasta fresca ideal?

Marcas de Máquinas de Pasta Fresca:

Guía para comprar una máquina para hacer pasta [2021]

Hay un sinfín de marcas, modelos y tipos diferentes de máquinas para hacer pasta. Y aunque todas van a cumplir su función principal, que es hacer pasta, unas serán manuales y otras eléctricas. Luego, hay muchas que nos van a ampliar las posibilidades de lo que podemos hacer. Otras serán de materiales plásticos o de acero. Vamos, que nos podemos volver locos comparando. 

Por eso te he preparado una sencilla guía para saber qué mirar antes de decidir cuál comprar.

masquina para hacer pasta

Qué características a tener en cuenta antes de comprar

  • Automática o manual: existen estos dos tipos de máquinas para hacer pasta, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Por lo que tendrás que tener claro qué tipo de pastas quieres hacer. Si no tienes claro, qué ofrece cada una ¡No te PREOCUPES! Más abajo tiene una explicación detallada de lo que puede hacer cada máquina. Pero en resumen, las manuales como es lógico necesitas hacerlas funcionar a mano y adquirir un poco de técnica. Y por el contrario las eléctricas es sólo dar un clic y tener una variedad increíble de pastas, pero con la desventaja de son mucho más caras y son más difíciles de limpiar.
  • Ajuste de grosor o espesor: la mayoría las máquinas tienen estos ajustes para cambiar el grosor de la pasta, pero cuantas más medidas te deje poner, más variedades de pasta podrás crear.
  • Soporte y fijación: cada una tiene formas diferentes para colocarse y evitar que se mueva. Aunque muchas bastará con colocarla encima de la mesa, hay otras que se fijan con una pinza de ajuste para mantener la máquina de pasta fija. Por lo que antes de comprar, revisa qué sistema de fijación tiene y comprueba si se ajusta a tu cocina.
  • Limpieza sencilla y fácil: busca las que sean más fácil de desmontar y limpiar, ya que si le vas a dar un uso frecuente, mantener un buena limpieza e higiene es importante, por lo que si es de fácil despiece será de gran ayuda.
  • Mejores marcas: los modelos de las grandes marcas suelen ser los que tienen mejores materiales de fabricación, además de garantía y un montón de piezas de recambio disponibles en caso de que se rompa alguna. Pero esto hará que aumente su precio. Aunque una marca suele ser indicativo de calidad, recomendamos observar los comentarios que dejan otros usuarios que lo han comprado.
  • Tamaño: como no todas las cocinas son iguales, hay modelos de diferentes dimensiones que se adaptan a cualquier espacio. Por lo que en función del espacio que tengas tendrás que revisar si te cabe, tanto en un cajón para guardarla, como en la encimera.

Qué es una máquina de hacer pasta fresca

Las máquinas para hacer pasta son una herramienta compacta y versátil la cual nos permitirá hacer en nuestro hogar todo tipo de pasta fresca. Podremos estirar, aplanar o extender la masa de manera sencilla sin tener que utilizar un rodillo, además lo hará de una manera uniforme sin demasiado esfuerzo (si se utiliza una máquina para pasta eléctrica aún menos).

También, gracias a sus accesorios, podremos cortar la pasta de distintas formas. La forma más común que te permiten cortar la mayoría de las máquinas de pasta fresca son en tallarines. Y es más, incluso nos permitirán trabajar con otro tipo de masas como la de hojaldre.

Tipos y modelos de Máquinas para pasta casera

A la hora de comprar una máquina nos encontramos principalmente con dos tipos, eléctricas y manuales.

  • Máquina para hacer pasta manual: son las más baratas y funcionan haciendo girar una manivela, la cual moverá unos rodillos por donde hay que introducir previamente la masa de la pasta. El proceso es algo lento y dependerá de tu destreza, pero en cambio tiene la ventaja de que puedes preparar pastas muy largas. Gracias a su mecanismo sencillo y de fácil uso, hace que su precio sea bajo y que podamos encontrar grandes ofertas si no nos importa esforzarnos un poco. Puedes ver la guía de compra de la Máquina de pasta manual Sailnovo.
  • Máquina para hacer pasta eléctrica: muy fáciles de usar ya que sólo tendremos que añadir los ingredientes en su depósito y colocar el disco con la forma en la que queramos nuestra pasta. Después solo hay que programar el amasado, y ella sola irá sacando la pasta. Es la mejor opción si queremos que el proceso sea rápido y simple. Pero tiene el inconveniente de que son más caras.

Por qué comprar una Máquina para hacer Pasta en casa

Además del hecho de que vas a impresionar a todos tus amigos y familiares con recetas de pasta fresca cada vez que vengan a tu casa, hay una serie de ventajas por la cual comprar una máquina de pasta es una buena decisión.

  • Muy fácil de usar: aunque hacer en casa pasta puede parecer que es muy laborioso y complicado, esto realmente no es así. Con apenas dos ingredientes tendrás la masa de la pasta. Y aparte, con la máquina podrás hacer en cuestión de minutos los tipos de pasta que más te gusten. Aunque bien es cierto que si usas una máquina para hacer pasta manual puede llevar un poco más de trabajo porque tienes que hacer girar la manivela, realmente no requiere de mucho esfuerzo. Sin embargo si compras una máquina de pasta eléctrica, la tendrás con el esfuerzo de darle a un botón.
  • Puedes hacer la pasta que más te guste: esto es una gran ventaja ya que no tendrás que visitar un montón de supermercados en busca de variedades de pasta. Lo bueno de hacerla en casa con tu máquina es que además de las distintas formas que puedes crear, puedes hacer pasta de colores. La capacidad de innovación es increíble. Puedes probar a hacer pasta morada añadiendo remolacha, pasta fresca verde con espinacas, roja con tomate, etc. 
  • Para los alérgicos al gluten: para todos aquellos que sufren de esta alergia, a veces puede llegar a ser complicado encontrar pasta que no contenga gluten, por eso, para ellos, una de las mejores formas de comer pasta es hacerla en casa. Como controlas los ingredientes, puedes despreocuparte y crear las recetas que más te gusten.
  • Ocupan poco espacio: como son máquinas que ocupan poco espacio, se pueden colocar y guardar en cualquier cocina. Además, muchas vienen con pequeños cajones incorporados para guardar sus accesorios, por lo que tendrás todo ordenado sin renunciar al espacio.
  • Fácil de limpiar: la mayoría son desmontables por lo que se pueden limpiar muy fácilmente todos los restos de masa que puedan quedar pegados.

¿Cómo usar la máquina de hacer pasta?

Si algo caracteriza a este tipo de máquinas es la sencillez, realmente cualquier persona puede utilizarla. Incluso hasta los más pequeños de la casa pueden divertirse en la cocina preparando deliciosos platos de pasta casera y que sea una manera entretenida de que se interesen por cocinar. 

¡Diviértete cocinando! Y aprende a hacer pasta fresca en casa:

  • Primero tienes que hacer la masa, que puede ser con la harina e ingredientes que más te gusten. (Colocar post de como hacer pasta casera)
  • Ahora tienes que pasar la masa de la pasta varias veces por el rodillo de la máquina. Esto es para que se terminen de integrar todos los ingredientes y para aplanar y estirar la masa.
  • Una vez hecho el proceso anterior, configura la máquina para el grosor que prefieras y pásala una última vez por el rodillo.
  • Luego pásalo por la cortadora con la forma que prefieras y vuélvelo a pasar una vez más.

¡Y ya estaría! Ahora solo queda dejar secar la pasta y ya la tendrás lista para disfrutar.

Beneficios y ventajas de la pasta fresca

Una de las grandes ventajas de hacer pasta fresca en casa es que no requiere de tanto tiempo, una vez la hagas (proceso que no lleva mucho tiempo) realmente no tendrás que esperar demasiado hasta poder cocerla y servir al plato. De hecho, su tiempo de cocción es de 2 a 3 minutos.

Hacer nuestra propia pasta fresca nos permitirá tener el control total sobre los ingredientes que usemos para la elaboración, haciendo que sea mucho más nutritiva. Como ya hemos comentando en apartados anteriores, además de poder hacerla con cualquier forma, tamaño y color, hay que sumarle el hecho de que podemos hacerla con todo tipo de harinas. Si estás cansado de buscar por los supermercados pastas 100% integrales, al hacer tu propia pasta podrás usar la harina que más te guste. Harina de trigo integral, de trigo sarraceno, de centeno… las opciones son muy amplias. Además, al hacer la pasta con huevo, estaremos añadiendo una gran fuente de proteínas y vitaminas, aparte de la fibra que aportan este tipo de harinas además de proteínas extra.

Otra de las cosas interesantes que tiene hacer pasta fresca casera es el hecho de cómo absorbe los sabores de las salsas que le añadamos. Incluso, en vez de cocer la pasta en agua, podemos echarla directamente en la salsa para que se adhieran todos los sabores, cosa que no se puede hacer con la pasta seca de supermercado.

Cómo conservar la pasta fresca

Aunque comer la pasta fresca recién hecha es la mejor opción, hay días en los que no nos apetece sacar la máquina para elaborarla. Por eso, cuando nos pongamos a prepararla, podemos hacer de más para utilizarla los próximos días. Así que, por eso te he preparado unos consejos para que puedas conservarla:

  • En la nevera: cuando hagas la pasta, tienes que dejarla secar al aire durante mínimo una hora. Cuando compruebes que esté seca métela dentro de un tupper o una bolsa hermética. Y ya está listo, ya la puedes guardar en la nevera hasta un máximo de 3 días. Lo más importante es no meterla dentro al descubierto, ya que absorberá todos los olores del refrigerador, aportando luego un sabor extraño y no muy agradable.
  • En el congelador: sí, puedes congelar la pasta fresca, como ya sabrás si congelas la pasta ya cocida queda con una textura muy extraña. Pero sin embargo, si hacemos un gran excedente de pasta fresca podemos congelarla y mantenerla durante 3 meses hasta su uso. Para hacerlo, antes tienes que dejarla secar, mínimo media hora, a continuación la enrollar en forma de nido y los introduces en bolsas para congelar. Es importante que los nidos no estén juntos porque se podrían pegar. Y ya solo queda congelar y reservar hasta el próximo día que hagas pasta.

Para poder comer la pasta fresca congelada bastará con sacarla media hora antes y dejarla reposar a temperatura ambiente. A continuación se pone una olla con agua a hervir, se echa, y en un par de minutos estará lista.

¿Sabes en qué se diferencia la pasta fresca de la seca?

Aunque todos los tipos de pasta tienden a tener los mismos ingredientes (Harina, agua y sal), hay una serie de diferencias entre la fresca y la seca. Por eso, he preparado una lista para que conozcas las particularidades de cada una de ellas y seas todo un experto en pasta.

máquina de pasta fresca

Pasta seca

  • Su proceso de fabricación es industrial
  • Se hacen a partir de sémola de triga, la cual se seca hasta que no contiene nada de agua.
  • Se puede conservar durante mucho tiempo hasta su consumo sin necesidad de meterlo en el refrigerador.
  • Hay una gran variedad de pastas secas, unas 400.
  • Su tiempo de cocción es de unos 10-15 minutos. Ésto nos lo indicará el fabricante en el envoltorio.
  • Aunque esto va en función de gustos, lo recomendable es consumirla aldente para que su textura sea agradable sin quedar pastosa.

Pasta fresca

  • Se hace en el momento mediante un proceso más natural.
  • No hay que hacer ningún proceso de secado industrial, se deja secar poco tiempo con el aire.
  • Hay muchas variedades que puedes hacer en casa.
  • Si se quiere conservar hay que mantenerla en el refrigerador. Pero solo aguantará un máximo de 3 días.
  • Su tiempo de cocción es muy rápido. De 2 a 3 minutos será más que suficiente.
  • Textura suave y sabor increíble.

Accesorios para hacer pasta fresca

Si lo que queremos son ampliar nuestras opciones a la hora de elaborar pastas, además de las máquinas existen diversos utensilios de cocina que no ayudarán a la hora de crear platos diferentes.

masquinas para pasta fresca
  • Secadores de pasta: son unos tendederos con una varillas en las que podemos colgar cada fideo o tallarín que hagamos. Los hay principalmente de madera y de acero inoxidable, y nos servirán para que una vez hayamos hecho y cortado la masa de pasta se seque sin riesgo a que se peguen entre sí.
  • Moldes para raviolis: si eres fan de la pasta rellena, no puede faltar este accesorio en tu cocina. Gracias a estos moldes, se pueden preparar este tipo de pasta como más te guste. Hay diversos modelos, pero son muy fáciles de usar. Unos constan de dos partes plegables en los que colocaremos la masa aplanada, la carne y sólo tendremos que doblar la bisagra para tenerlos listos. Otros modelos son del tipo prensa, en los que colocaremos un trozo de la masa, carne y otro trozo de masa encima, después solo hay que apretar con el gadget y ya tendremos un ravioli.

¡Comprar una máquina para hacer pasta nunca había sido tan fácil!

Como queremos que disfrutes de un buen plato de pasta casera, en MAQUINASPARAPASTA.COM te lo queremos poner fácil. Por eso hemos hecho una extensa investigación de los tipos, modelos y marcas para que elegir y comprar la mejor máquina de pasta para ti sea sencillo. 

Además, en nuestra web encontrarás guías, trucos y recetas para ser todo un experto en Pasta Fresca.

Tendrás un amplio catálogo con los mejores precios del mercado. Manuales, eléctricas, baratas,… Las mejores máquinas para hacer pasta están aquí ¡Descúbrelas y elige tu Máquina para hacer Pasta Fresca!